lunes, 2 de octubre de 2017

NO A LA MASA, SÍ A LA PALABRA

    A veces, como bien dejaba entrever mi amigo Felip Bens, yo también “vivo alejada del blanco y el negro. En un excelente artículo publicado en Valencia Plaza, el escritor y periodista del Marítim expresaba el “peligro” que engendra estos días, incluso en tu entorno más próximo, opinar, hablar, comentar. A acción reacción y a la palabra, el insulto y la vejación por ser “blanco o negro”.

Hoy, el 2 de octubre de 2017 confieso que escribo con miedo pero con el corazón pellizcado y las emociones demasiado alteradas. No entiendo el sí o no como única respuesta, la palabra conlleva más poder que la simplicidad con que la envilecen quienes carecen de la valentía para usarla adecuadamente. Es más fácil el grito, el vocerío, la acción…o la desidia.

Muchos y muchas llevamos semanas opinando simplemente en el entorno más cercano, parece que solo en casa o en la soledad del uno mismo podemos difundir los pensamientos u opinión que el “asunto catalán”, como eufemísticamente se mal adjetivó una situación que va más allá de Cataluña, nos origina.

Sí, subliminalmente el “affaire” del referéndum catalán ha mermado la LIBERTAD en TODA España, Estado o territorio donde hemos nacido y donde convivimos diariamente. No importa la ciudad o el barrio, lo que era un asunto político que requería del diálogo para consensuar soluciones se ha convertido en un conflicto y en un revés para la libertad de expresión de cualquier ciudadano de España.                                                                 

Puede que al publicar estas palabras se genere esa corriente de insultos que ha engendrado la política, sí, la política, porque solo su ausencia es la culpable de la acción y de haber llegado hasta este 2 de octubre con un semblante triste en nuestro rostro y un sentimiento encolerizado en nuestro interior.

Por eso, lo mejor era callar, “no te impliques”; “ni se te ocurra publicar”; “no hables”, han sido los consejos de los más próximos, pero tras observar ayer estas imágenes en nuestra ciudad, en Valencia, pido perdón a los que me han intentado frenar por no hacerles caso pero me resulta imposible el silencio. Me niego a autocensurarme en mi libertad de expresión por miedo. Yo amo esta ciudad, me encanta su luz, su olor a mar, su vida, su paz y hasta su gente, es ma casa, la meua terra…pero hay rincones del mundo donde siempre he sido feliz, lugares que adoro, Barcelona y Bilbao son algunos de esos lugares por eso, sí, el deporte es rivalidad, es fanatismo, es pasión, pero jamás debe ser parapeto ni excusa de nada.

Ayer Mestalla acogía un encuentro de fútbol entre el Valencia CF y el Athletic Club por eso, los que amamos el deporte, todavía nos sentimos más afectados emocionalmente por estas imágenes difundidas por el periódico EL CORREO. 


ESTO que ocurrió ayer,  ESTO es lo que genera la desidia POLÍTICA, el "Divide y Vencerás" provoca reacciones irracionales descontextualizadas.

viernes, 18 de agosto de 2017

TOTS SOM BARCELONA

Hi ha dies que és complicat, molt complicat, encara des de la llunyania, encetar una jornada després d'una nit estranya tot i sabedora que els amics i els familiars estan tots bé, però jo, com vosté, té racons on sempre ha sigut feliç,

No importa el motiu, la raó, la companyia, l'oratge, el moment, la conjuntura...hi ha llocs on dissenyes un enllaç que es bressola al cor. Per a mi, eixa relació de felicitat, somni, alegria i vida és Barcelona.

Fins al puns que jo no li feia mai cas a Sabina quan cantava "al lugar donde has sido feliz no deberias tratar de volver" jo SEMPRE SEMPRE en tots els meus dies viscuts a Barcelona he sigut FELIÇ, tots i cadascun d'ells i per això,... SEMPRE SEMPRE quan li dic adéu somnie amb el dia que tornaré... ara més que mai, prompte, molt prompte, tot i el pessic hui al cor i la llàgrima a la galta VISCA BARCELONA, eixa delsMIL PERFUMS I MIL COLORS ...la de Serrat i la de tots aquells que la sentim una miqueta nostra.

martes, 15 de agosto de 2017

ANTONIO MACHADO ("Una de las dos Españas ha de helarte el corazón")

   Hay personajes cuyo nombre no debería ser utilizado jamás. Son personalidades ilustres que, no solo son parte de nuestra historia, sino que son un referente en parcelas tan determinantes para el desarrollo de una sociedad como es el magisterio, la educación…la literatura.

Antonio Machado, un hombre que, viejo, cansado y enfermo, tuvo que cruzar a pie varios kilómetros para huir de un país que vivía una cruenta contienda civil, no merece ver su nombre en causas del presente que puedan envilecer su figura en la historia de la literatura universal.

No seré yo quien juzgue el delicado momento político que vive Catalunya. Entre otras cosas porque para referirse a una coyuntura tan radicalizada desde sus calles y sus instituciones y, por supuesto, desde el resto del Estado, necesitaría sentir y vivir todo aquello que está generando la proliferación de un sentimiento que, aunque desde hace décadas está germinado en su política y cotidianeidad, es en los últimos años cuando está floreciendo de forma más locuaz.

Sin embargo, cuando son las actitudes las que prevalecen sobre los conceptos, habría que conocer todos los detalles intrínsecos para ponderar, calificar, opinar o valorar decisiones de las que, a más de trescientos kilómetros de distancia, sería imprudente juzgar sin sentirlas, concebirlas, percibirlas o vivirlas, eso que muchos se empecinan en hacer temerariamente desde tierras mucho más lejanas de Catalunya y desde púlpitos que, por suerte o desgracia, les otorga legitimidad para opinar e incluso para decidir sin tampoco sentirlas. 

No obstante, encontrar el nombre de Antonio Machado entre las tendencias de las redes sociales y las noticias de un martes de agosto festivo no revela buenas vibraciones.

Puesto que las informaciones son confusas, algunas malintencionadas y otras claramente manipuladas, prefiero no publicitar la razón que, al parecer, han provocado que el poeta referente de la Generación del 98 de la literatura española y maestro de los literatos y artistas del 27, sea hoy contenido de portada en los repasos informativos de la jornada.

jueves, 3 de agosto de 2017

"De vez en cuando la vida" te regala un 2 de agosto repleto de "esas pequeñas cosas"


Hay días que las estrellas se alinean y, en contra de lo que dice F.Thompson, no es necesario que se abra el cielo para sentir el paraíso "aquí"...

GRACIAS a todos los que hoy habéis perdido un minuto por hacer que hoy haya sido para mí uno de esos días de cúmulo de emociones y sentimientos que merecen por sí mismos un capítulo imborrable en el libro de vivencias que, en esta travesía, cada noche lanzamos en forma de pensamiento hacia la luna y hacia esas estrellas.
💫

Porque como dijo Doménico Cieri "Hay momentos en la vida que valen años".... 

O mejor, como escribió Joan Vinyoli “La vida vale la pena, por esos momentos inesperados de intensa felicidad que no podemos hacer nuestra del todo,ni retenerla mucho tiempo”........y siempre SON ESAS PEQUEÑAS COSAS 



que llegan DE VEZ EN CUANDO EN LA VIDA 





¡¡¡GRACIAS, GRÀCIES, MERCI!!!

martes, 18 de julio de 2017

MACHO LEVANTE

Hace unas semanas, pocos días antes de la consecución del ascenso del Levante UD a Primera División, un grupo de compañeros periodistas encabezado por el amigo, vecino y compañero de graduación Manolo Furió, me ofreció la posibilidad de plasmar mis sentimientos granotas en un nuevo medio de comunicación que querían centrar únicamente en la difusión de la información que genera diariamente la entidad levantinista.

En un principio me consideré privilegiada pero también temerosa ante la responsabilidad que suponía participar en un proyecto repleto de ilusión aunque novedoso, a pesar que los artífices llevan más de una década de experiencia y éxito profesional en medios de comunicación digitales como Horta Noticias.

Sin embargo, mi pavor se desvaneció cuando me eximieron de seguir la cotidianeidad del club y me ofrecieron su espacio simplemente para expresar en un medio de comunicación, las emociones, las inquietudes, los anhelos, las ilusiones y el desencanto (esperemos que éste sea menor) de una simple aficionada levantinista que solo representa a una mujer de más de 40 años que creció con la rutina de acudir cada domingo al entonces Nou Estadi, compartir velada familiar comiendo pipas y algún Turrón Viena, reirse por el eterno anuncio "pollos asados-casa Cesáreo" y comenzar a entender qué era eso del periodismo gracias al privilegio de compartir localidad en tribuna junto a referentes levantinos como el siempre recordado y añorado Salva Regües o el hoy presidente de la Fundación Levante Cent Anys, Vicente Furió.


Por ello, desde hace unas semanas plasmó mi personal visión (singular y tan solo representativa de mi persona) de la actualidad del Levante UD bajo el prisma de mi emoción. Me ha ilusionado el proyecto y desde aquí quiero agradecer a Manolo Furió y el equipo de MACHO LEVANTE su ofrecimiento y lo quiero hacer hoy porque hace años que hubiera querido gritar lo que en este día en el artículo dedicado al 80 Aniversario de la Conquista de la Copa de la República por parte del Levante FC .

Os remito a él, sin la única pretensión de saber que, entre esos a los que hoy dedico mi artículo, hay gente de mi propia familia que allá dónde esté seguro aplaude que luzca como brilla hoy la Copa de la España Libre ganada por el Levante FC el 18 de julio de 1937:

ARTÍCULO PUBLICADO EN MACHOLEVANTE.COM (18 de Julio de 1937)

Sí, hoy todos los levantinos leeremos reportajes entrañables, conoceremos como se ganó, quiénes fueron los jugadores que la disputaron y nos enorgulleceremos y repetiremos a las nuevas generaciones que el Levante UD (Levante FC por entonces) fue una vez campeón, campeón de copa venciendo en la final por un gol a 0 al Valencia CF. Una copa que se disputaba mientras el país se encontraba inmerso en una cruenta contienda civil por el alzamiento del ejército en golpe de estado ante el gobierno democrático legítimo de la II República.

(Articulo completo aquí)


lunes, 26 de junio de 2017

PROHIBIDO ERRAR

A veces se cometen errores, somos humanos y por mucho que la cita diga que hay que perdonar los errores primerizos, todos sabemos que una equivocación en esta sociedad te condena inexorablemente.  Es cierto que hay deslices tolerables, traspiés remediables, descuidos imprudentes, errores graves y despistes accidentales.

Pero en este siglo XXI, en este mundo mercantilista y globalizado, un equívoco no permite indulto, a no ser que te muevas entre esferas de altos vuelos donde las barbaridades se consideran deslices y algunos exabruptos simples lindezas.

Yo soy de las que erra porque, como diría una cantante de moda, “soy humana”. Pero además, soy de las que personas que, no solo gusta de pedir perdón sino que, a veces, me flagelo en exceso al cometer algún descuido.  

Creo que la autoexigencia es necesaria, así como la autodisciplina y el afán por mejorar, pero me equivoco y meto la pena algunas veces. Por eso, el haber cometido un desacierto y ser condenada, aunque éste sea el primer resbalón, y que ello origine  inusitadas consecuencias directas e indirectas a terceros, el malestar se convierte en un suplicio que solo curará el tiempo.

Estrenarse en el error siempre provoca desasosiego, pero acometer una pifia y que tu imprudencia afecte a terceros convierte la herida en desazón y angustia.

Hay errores deleznables y fiascos lánguidos y, como dice un buen amigo,  aunque “no he matado a Kennedy”, sí he cometido una imprudencia que ha provocado graves consecuencias para gente que, no solo había depositado su confianza profesional en mí, sino que, además, me ha demostrado una calidad humana y una comprensión extrema que los enaltece más en su profesionalidad y en mi agradecimiento hacia ellos.

No daré nombres, aunque sí gracias eternas por la condescendencia y la benevolencia que los engrandece en valores y principios fundamentales tan carentes en esta materialista sociedad.

El tiempo pasará, aunque hoy la herida sangre, la vida pese y la luz se vislumbre gris. A veces las alegrías son tan efímeras que todo se sucede demasiado rápido. Sin embargo,  la paz de la conciencia es asumir las responsabilidades y acatar las consecuencias del error y mañana…..mañana….,....sí Manolo (qué gran lección de vida del siempre #EternoPreciado), es verdad, “mañana volverá a salir el sol”.

Tal vez, puede que con ese nuevo amanecer dejemos de mirar atrás, porque como bien leí casualmente hace unos días (no recuerdo al autor) “no debemos mirar atrás a menos que vayas en ese sentido”.


Y la vida no nos permite el lujo de caminar hacia atrás así que, incluso desconcertada, miraremos adelante………puede que, a pesar de las consecuencias sobre terceros, mañana duela menos.

lunes, 19 de junio de 2017

EL LÍDER SILENCIOSO

La pasada semana el Levante UD anunciaba la continuidad de su proyecto deportivo con la renovación y ampliación de la relación contractual de Juan Ramón López Muñiz como entrenador del equipo que la próxima temporada volverá a militar en la élite del fútbol nacional.

El técnico asturiano tenía automáticamente su renovación con el Levante UD en caso de ascenso, pero bien han hecho Tito, Carmelo y el presidente Quico Catalán en asegurar la presencia de Muñiz y reforzar así el liderato sigiloso en la entidad de un hombre que ha conseguido que el Levante UD vuelva a Primera División batiendo records, pero sin la prepotencia que, en muchas ocasiones, su superioridad hubiera podido otorgarle.

No es J.R. López Muñiz un hombre de estruendos y protagonismo. Tal vez, los años compartidos con quien considera referente y amigo y uno de los técnicos nacionales más laureados en el espectro futbolístico internacional, el entrenador manchego Juande Ramos (poseedor de 2 Copas de la UEFA, 1 Supercopa de Europa, 1 Copa del Rey, 1 Supercopa de España y 1 Copa de la Liga en la Premier League), han marcado su actitud discrecional en los banquillos. 

Fue precisamente Juande Ramos el que vio las cualidades que como técnico disponía el asturiano y lo hizo partícipe de su equipo de trabajo la temporada 2003/2004 en el Málaga CF ejerciendo de segundo entrenador. Posteriormente, el tándem entre Juande y Muñiz se repetiría en el Dnipro de Ucrania, equipo que consiguieron clasificar para competición europea en 3 de las 4 campañas que permanecieron en el país del Este de Europa.

viernes, 16 de junio de 2017

VALÈNCIA BÀSKET, mi PAMESA, Campeón de Liga

Sinceramente no sé qué tiene el deporte, ni qué tipo de adrenalina, endorfina u hormona de la felicidad consigue generar en el aficionado cuando se consigue una victoria épica o se conquista un título para provocar unos sentimientos indescriptibles y un nivel de enajenación que, de verdad no oso conocer ni describir.

Ante esa amalgama de emociones, que oscila entre la alegría jubilosa y las lágrimas, he vuelto a sucumbir esta tarde-noche del 16 de junio de 2017 presenciando cómo se proclamaba, por primera vez en su historia,  Campeón de Liga ACB, el que para mí, siempre será PAMESA VALENCIA, hoy para todos Valencia Básket.

Hace años que dejé de ser socia y algunos menos que no acudo a la Fonteta. Tampoco tantos, porque, a pesar de finalizar bruscamente el ejercicio activo como periodista deportivo del que gocé durante dos décadas, seguí acudiendo con mi sobrino puntualmente a presenciar los partido de un equipo que se acomodó en el desván de mi corazón hace casi 30 años.



Hace 27 temporadas (la campaña 1990/91), todavía adolescente ilusionada (e ilusa aspirante a ejercer un periodismo que la vida me ha demostrado era utópico), mientras soñaba con ejercer la que, sin embargo, sigo considerando, como definía el añorado García Márquez, “la mejor profesión del mundo”, me convertí en aficionada de aquel Pamesa de Indio Díaz, Salva Díez, Brad Branson,  Wood o Sergio Coterón, que dirigido por el técnico  J.Antonio Figueroa (protagonista de mi primera entrevista pseudoprofesional en 1990 cuando en segundo curso de mis estudios de CC.de la información el profesor de redacción periodística nos pidió entrevistar a un personaje público para poner en práctica toda esa teoría que, los años te demuestran, sirven para bien poco) irrumpía sigilosamente en la élite del baloncesto nacional para cohabitar con los grandes que ese momento eran Estudiantes, Joventut, Breogán, TAU, CAI Zaragoza, Real Madrid o Barcelona de la mano del único responsable que esta ciudad del Turia tenga un conjunto de básket, Juan Roig.



Sin pretender abrir el libro personal de vivencias con nostalgia,  es inevitable que aquellos momentos, junto a los vividos ya como profesional al lado de compañeros de profesión en Ràdio 9 como Carles Baixauli, Artur Balaguer, Damià Vidagany o incluso Luis Urrutia, quien durante varios años fue mi jefe directo y quien, a pesar de las desavenencias personales posteriores esta tarde en el capítulo de recuerdos también ocupa un lugar protagonista en mi emoción, hoy estén pellizcando mi corazón y haciendo brotar, de forma inesperada, incluso para mí, unas lágrimas emocionadas ante la soledad de una pantalla de televisión (me ha resultado imposible conseguir una entrada).

miércoles, 24 de mayo de 2017

D.E.P. El periódico EL PAIS

      En ocasiones, mirar atrás supone un ejercicio importante de reflexión para recuperar las esencias, recordar cómo fueron las raíces y analizar el presente, con los cambios inefablemente originados en coyuntura y entorno.

Hace unos meses me perdí varias horas en la exposición itinerante que, con motivo de la celebración de sus 40 años de vida realizó EL PAÍS en Valencia. Pasear por cuatro décadas de historia de un periódico que te ha acompañado día a día en tu formación personal representa una posibilidad de mirar atrás para analizar las imágenes, los momentos y los titulares que, sin duda, han marcado nuestra propia historia. Es un intento de buscar en nuestro propio desván interior éste o aquel momento, aquella historia, ese instante vivido, aquellas emociones sentidas…

Personalmente, con solo unos pocos años más que EL PAÍS, el paseo por la exposición de su 40 Aniversario representó bucear en muchos de esos momentos que han marcado inevitablemente parte del argumento de mi propio libro de vivencias.

Una de las razones por las que me sedujo el mundo del periodismo fue por la lectura de EL PAÍS cuando apenas sabía juntar letras.  Y como suele ocurrir a temprana edad, todo comenzó por curiosidad.

Mi padre, trabajador de Unión Naval de Levante S.L (esa misma empresa que ocupa una de las portadas más dolorosas personalmente del periódico) utilizaba la hora del almuerzo para leer la prensa, EL PAÍS era el periódico que compraba antes de iniciar su jornada laboral. En ese almuerzo, eran varios los compañeros que se reunían apenas unos minutos para compartir un mismo ejemplar del diario.

Entre aquellos compañeros había uno, del que no recuerdo ahora el nombre, pero que utilizaba las páginas de EL PAÍS como nosotros utilizamos ahora twitter. Es decir, para vomitar enfados, lanzar ironías, contestar aquel titular, pero principalmente para abrir diálogos imaginarios (o sería más conveniente hablar de ¿monólogos?) con los que desahogar impotencia ante este titular, aquel lead o desbordar su rabia ante aquella noticia o imagen.

domingo, 30 de abril de 2017

¡¡¡VIVA EL FÚTBOL!!!

¿Cómo se plasma en palabras la emoción desbordada?, ¿Cómo se reflejan con letras los pellizcos en el corazón?

No, el fútbol no es el deporte más completo; no es el mejor ejemplo de valores; no está singularizado por su honestidad; no dispone de la dignidad ni ética de otros deportes; pero, lo siento, en estos momentos, todavía con el corazón desbocado, la emoción contenida y alguna lágrima deslizando sobre la mejilla, no puedo más que decir que ¡¡¡VIVA EL FÚTBOL!!!

Hoy, no puedo (ni quiero) recordar los factores que envilecen una ilusión, una pasión, un sentimiento…, porque hoy, 29 de abril de 2017, solo (y todo) ESO es lo único que siento al escribir la palabra FÚTBOL tras vivir el ascenso a Primera División del Levante UD en mi campo que es mi casa y junto a mi gente.

En esta tarde de nervios, ilusión, angustia y júbilo final, el Levante UD ha rubricado un ascenso histórico, porque como historia  quedará reflejada en los libros una temporada futbolística repleta de récords estadísticos. Los analistas escribirán sobre un equipo, un cuerpo técnico, una secretaria técnica y los gestores de un club que ha logrado eso tan difícil de volver a Primera al año siguiente de vivir el infierno de un descenso.

Sin embargo, para servidora, éste, el cuarto ascenso en el s. XXI del Levante UD a la élite del futbol nacional, será para siempre MI ASCENSO.


La suerte de poder desempeñar durante dos décadas mi profesión de periodista en la siempre añorada Ràdio 9, me había regalado vivir aquel ascenso de Xerés de 2004 (Ay, Manolo Preciado, imposible borrar del corazón tu recuerdo esta noche, porque Manolo, ¡contigo empezó todo!) desde la pecera de la emisora autonómica. Con mis hermanos en la ciudad andaluza y mis padres ante el televisor, disfrutaba como profesional, pero como aficionada sentía el vacío que solo te llena el abrazo de tus seres más queridos en momentos de dicha.

El destino quiso que el ascenso de  2006 sí viviera la vuelta a la élite del Levante UD en el lugar de los hechos, en Lleida. Tenía cerca a mis hermanos, pero otra vez estaba trabajando y debía intentar conjugar emoción y profesionalidad ante la autoexigencia que considero lleva implícita el ejercicio digno del periodismo.

lunes, 17 de abril de 2017

FINAL A LA SEMANA SANTA MARINERA 2017, UN CAPITULO QUE NO SERÁ SOLO UN AÑO MÁS

       Se acabó. C’est fini. Un año más la Semana Santa Marinera con el menguar de la primera luna de primavera llega a su fin. Pero, en ocasiones, hay años que cerrar un capítulo cuesta más. Hay años donde los aconteceres ocupan mayores lugares en los titulares históricos que retratan el sentimiento, tradición y singularidad del viejo Poble Nou del Mar.

En el capítulo de la Historia de la Semana Santa Marinera de VALÈNCIA (sí, de Valencia con orígenes que algunos ubican en el siglo XV, otros en el XVIII con la fundación de la Cofradía de la Concordia, pero de la que existen documentos magníficos del s. XIX como el retrato que en FLOR DE MAYO realiza el escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez con la dedicación de un capítulo entero a esta celebración en la mencionada novela),  2017 no será un año más. Como tampoco, personalmente podré recordar esta fecha sin sentir pellizcos en el corazón.

El año 2017 se abrió con la “intencionada” polémica tras la elección como Pregonero del Concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de València por el partido Compromís, Pere Fuset.  La campaña “manipulativa”  se encargó de generar un caudal de críticas por la elección por parte de la Junta Mayor de la Semana Santa Marinera del Concejal. Se esgrimían comentarios sin conocer su espiritualidad, su capacidad intelectual, su generosidad y su incesante pasión por las fiestas populares de la ciudad e incluso de todo el territorio valenciano.

La primera acusación a la elección del concejal como pregonero esgrimía el fútil siguiente argumento: “Un político que representa la izquierda y la laicidad del Estado no puede pregonar una fiesta religiosa”. Pobres de espíritu, diría ese Jesucristo que parece propiedad solo de unos pocos.  

Sin embargo, en un primer momento la crítica se extendió y caló en parte de la sociedad del Marítimo, en los políticos oportunistas y lo que es mucho peor, entre personajes y personajillos que JAMÁS han tenido el mínimo interés por acercarse a una sociedad  que lleva más de dos décadas de lucha por mantener precisamente sus costumbres y tradiciones VIVAS.

 ¡Ay, malditas redes sociales!

A todos ellos se les olvidó que uno de los pregones de más grato recuerdo entre los semanasanteros del Marítimo en la época reciente fue el ofrecido por la primera alcaldesa de la ciudad de València (sí, la 1ª, Rita Barberá fue alcaldesa de la ciudad más de 2 décadas, pero NO fue la 1ªmujer alcaldesa de la tercera capital de España) la socialista Clementina Ródenas en 1990.

Otros maléficos comentarios apelaban al rechazo de Fuset como pregonero por su condición de “político”. Estos “activistas” (algunos ignorantes del sentir semana santero) no repasaron la historia reciente para comprobar que predecesores en el cargo de concejal de Fiestas (Cultura Festiva con Pere Fuset) en el Ayuntamiento de Valencia como Francisco Lledó (2012) o Félix Crespo (2005), ya pregonaron la Semana Santa Marinera. Además de hacerlo el hoy Eurodiputado del PP, Esteban González Pons en 2009 y el mismísimo expresidente de la Generalitat Francisco Camps en 2002.

lunes, 27 de marzo de 2017

PEDRO SÁNCHEZ versus SUSANA DÍAZ, la voz de un Pueblo vs la voz de un Partido

    Hace unos años escribía (4 de marzo de 2014) que en Españano funcionaban las primarias, pero muchas cosas han cambiado en política los 3 últimos años, aunque el ciudadano perciba que todo sigue igual y lo único que varíe es el color de los partidos que entran en papeleta.

Ayer tuve la oportunidad de ver (uno en directo, otro en diferido) dos personalidades y proyectos totalmente antagónicos. En un partido que ha presidido más de la mitad de los años de la democracia de este país tras el franquismo, no deberían cuestionarse las ideas, la ideología ni los valores, pero, no nos engañemos, es eso lo que está en juego en el proceso que, hace meses, inició el Partido Socialista en España.

La foto era opuesta y antagónica. En una imagen los jefes de ayer y antesdeayer, las figuras que pasean el nombre del partido de forma internacional, expresidentes de gobierno, pero también estaban sentados en primera fila, consejeros de grandes grupos mediáticos, consejeros de empresas del IBEX, personajes “imputados o procesados”. Porque, no nos engañemos,  ÉSE es el PSOE de hoy, ése es el PSOE que se abstuvo para facilitar de nuevo el poder a Mariano Rajoy. Sí, Rajoy era el candidato con mayor número de escaños y ganador de votos en la urna, pero hubiera tenido que torear y aprender a dialogar más si no hubiera dispuesto el PP la  “ayuda” de socialistas herederos de muchas víctimas de las políticas sociales, económicas y laborales marcadas por las decisiones políticas de la organización conservadora.

El argumento sigue siendo nimio, “se puede gobernar desde el Parlamento” y apretar a los populares, “obligarles” a modificar leyes, pero no nos engañemos, como dijo ayer Pedro Sánchez, “se gobierna desde la Moncloa” y ahí no está ni el PSOE ni Podemos ni tan siquiera Ciudadanos, manejados cuan titiriteros por los malabarismos maestros de Rajoy.

lunes, 20 de marzo de 2017

DÍA INTERNACIONAL DE LA FELICIDAD

    Adiós a las Fallas, bienvenida la primavera, las alergias, los cambios de tiempo inesperados, el polen pululando en el ambiente, pero ¡¡welcome spring!! Eso sí, para rematar el 20 de marzo hoy es el Día Internacional de la Felicidad, una de esas jornadas que aprueba la Asamblea General de las Naciones Unidas, según las razones ofrecidas por EL MUNDO 

Yo sinceramente  no sé con qué fin se instauró esta jornada salvo el movimiento comercial que algunos negocios puedan realizar o para dar un día de lucimiento a los psicólogos.

Sin embargo, solo estamos al mediodía y se han cruzado por mi ordenador y móvil cerca del medio centenar de infografías y hasta los, otrora, medios de comunicación ¿serios? Se han lanzado a adoctrinar a la población con consejos, recomendaciones e incluso decálogos que seguro (palabrita del periódico) nos lleva a la felicidad.


Porque resulta que la felicidad es por ejemplo, “mostrarte agradecido”, “aprender a perdonar”, “practicar la amabilidad. (Periódico LEVANTE-EMV)..

Otros te ofrecen dejar tu rincón de confort en España y viajar a paradisíacos lugares, pero olvídate no incluye el reportaje de dónde obtener el capital necesario para costearte esa escapada (EL PAÍS)  

Eso sí, también intenta aproximarse a conceptos científicos que desgranen el significado de FELICIDAD, (más que nada, por eso de guardar cierto aire de periódico serio) 

Los hay que incluso “venden” la felicidad a la inversa, esgrimiendo conceptos que te alejan precisamente de la placidez que, parece, otorga, ese concepto abstracto de Felicidad. Te aconsejan no tener miedo, detectar pensamientos negativos, aceptar y aceptarse (vamos, lo que clásicamente sería resignarse). (ABC

lunes, 13 de marzo de 2017

DEMASIADO FORMADA

      Tras varios intentos, por fin el día. Llegó el momento de afrontar mi primera entrevista de trabajo.  La estabilidad laboral que, otrora disfruté, hacía que éste fuera mi primer interviú desde hace varios lustros, por lo que, los nervios estaban en pleno apogeo.

Repasé todos los consejos esgrimidos en infinidad de plataformas de internet. Neutralidad en la elección de la vestimenta; actitud positiva; apretón de manos sin tibiezas, suave pero firme; atención máxima en  el lenguaje corporal, no encorvar hombros, mantener el contacto visual, mostrarse tranquilo y relajado, adecuar el tono de voz, intentar empatizar,  poner en órbita las neuronas espejo….

¡¡Ufff! Había repasado todos los post que durante los últimos meses leí solo por curiosidad que casi los tenia memorizados en mis surcos cerebrales.  Eso sí, antes de repasar los artículos-consejos estuve escudriñando a fondo el perfil en redes, no solo la empresa, sino también  la persona con la que debía reunirme.

En un principio dudé de indagar en la nube pero, ¡qué caray! convencida como estaba que el entrevistador habría hecho lo propio con mi marca, por qué no estudiar el perfil de quien debía recibirme.

Confieso que pasé la mañana inquieta, la noche había dormido poco así que, sin exceso de maquillaje pero sí con un buen reduce-ojeras logré enmascarar mi cansancio. (Tenemos que reconocer que las mujeres tenemos un importante aliado en el maquillaje, hacer un correcto uso de él es una destreza inefable).


Sin embargo, he de reconocer que comí poco y que me cambié hasta 3 veces de ropa. Mi vestido rojo talismán lo descarté sin probármelo, el rojo está prohibido en una entrevista, demasiada seguridad, debía utilizar color neutro. Probé con el negro de fondo de armario pero, también siguiendo los consejos de decoro, el escote, aunque enseñaba poco, intuía bastante con leves transparencias. Eliminado.

Pasamos al pantalón.  Los consejos desechaban el vaquero como vestimenta. Me dolió, siempre había sido mi prenda fetiche. Con el armario patas arriba apareció el clásico pantalón recto, la dicotomía era él o las mallas. Uno demasiado ancho, pasado de moda diría yo, me veía marujona y los pantalones pitillos podrían ser poco decorosos, porque te sientan como un guante pero marca todas las curvas.

Una hora para la entrevista y yo sin vestir. Finalmente me decido por el vaquero, al fin y al cabo, lo más importante era estar cómoda y no me apetecía ir disfrazada. Así que el collar, el foulard y mis complementos también iban a venir conmigo. Digan lo que digan las consejeras fashion, no estaba dispuesta a perder mi personalidad. Al fin y al cabo, si conseguía el puesto sería imposible actuar todo el día, todos los días.

Con tiempo suficiente para llegar en el horario concertado salí de casa con mi carpeta llena de papeles, curriculum completo, muestra de mis trabajos, curriculum reducido, tarjetas de visita…sí estaba todo.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Hoy Día Internacional de la Mujer pero qué pasará mañana

     Aquí estamos otro 8 de Marzo  girando el mundo alrededor de la mujer. Reportajes, programas de radio tematizados, coloquios, exposiciones, videos y, en este siglo XXI, hasta el washap se bloquea con la recepción de mensajes, emoticonos, gif. Todo son reivindicaciones, felicitaciones, frases, ideas, intenciones…palabras.

Es genial que, aunque sea solo un día, se olvide si la mujer tiene vulva o pene y se recuerde que  la participación femenina en los órganos de dirección de las empresas del IBEX 35 era solo del 11,75%, que solo un 30% de las mujeres españolas son empleadoras o que en 2017 ya han muerto por violencia de género 27 mujeres.

Sí, es positivo que hoy se recuerde que la mujer no salió de la costilla de un hombre, sino que es igual que el hombre, aunque es mucho más importante que convirtamos en hechos las palabras, en realidad las intenciones y en osadía los pensamientos.


 El día que llegue ese momento significará que esta sociedad habrá evolucionado y no será necesaria la existencia de un día de concienciación social de reivindicación o de reclamo.

Mientras tanto, ¿qué pasará mañana?

Mañana continuarán existiendo (que los hay) los colegios solo de chicos y solo de chicas, seguirán los políticos luchando por cuotas de paridad en lugar de “meritoriedad”, las muñecas seguirán siendo el primer regalo de una niña,  tendrás que intentar no acudir a una entrevista de trabajo con minifalda ni escote para que lean el cv y no escudriñen tu cuerpo.  Seguirá alguna joven famosa y guapa diciendo cosas como éstas “soy como todas las mujeres…nacidas para criticar y criticarnos a nosotras mismas”.

martes, 7 de marzo de 2017

ASÍ VIVÍ HORA 25 EN VALENCIA

        La luz del flexo hoy parece demasiado tenue. Respiro hondo para intentar desenmarañar ese nudo en la boca del estómago. Hace calor, casi 20 grados, solo hace unos días era imposible imaginar este bochorno. Abro la venta. La brisa es suave a orillas del mar y la luna…la luna es creciente, pero alumbra reluciente. Brilla demasiado, quizás porque estamos en esa época en la que, dicen los agricultores, es la de mejor siembra. Posar hoy una semilla permitirá que brote con más fuerza, ofrecerá cosechas abundantes. Ya lo decían las abuelas,  inicia un proyecto en cuarto creciente y los resultados serán pujantes.

Sin embargo, yo hoy no he hecho las cosas bien. No he empezado nada, más bien lo contrario, he mirado atrás, he vuelto a sentir el pellizco en las entrañas, el dolor en el corazón, la emoción en la garganta.  Son más de tres años y, duele. La herida no sangra, pero escuece. Y quema, abruma, irrita…duele.

Tras algunos momentos de incertidumbre y algunas dudas, ha podido más la atracción del cartel que el miedo al recuerdo y he sucumbido a la oportunidad de ir a vivir en directo la realización del programa HORA 25 de la Cadena SER en Valencia. He guardado cola, unos minutos (bueno, bastante rato,  aunque al final he tenido la suerte de tener un sitio privilegiado), pero he logrado entrar a la sala de emisión cuando los técnicos probaban sonido,  Àngels Barceló, la presentadora, la locutora, la periodista, repasaba sus notas, apuntaba algunos detalles, mientras desde la esquina derecha del escenario el técnico y la productora daban la última señal para que se acomodaran las primeras invitadas de la noche.


Y con la sala de la Fundación Bancaixa abarrotada comenzaba HORA 25 especial desde Valencia a las 21h.  Las luces de la sala se apagan y ahí cae mi primera lágrima. Por primera vez desde aquella maldita noche del 28 de noviembre de 2013, iba a presenciar un programa de radio en vivo como mera espectadora.  Esta vez no tenía que estar pendiente de las pausas de publicidad, no tenía que mirar cómplice al locutor para indicarle un dato, no llevaba cascos con órdenes desde el estudio. Hoy estaba sentada entre el público, era una más de las decenas de personas que estábamos allí para presenciar un programa de radio, para ver en directo a algún personaje, para escuchar en vivo un debate….o para… vivir la radio.

Porque la radio se vive, es el único medio de comunicación que, al menos a la gente mayor de la generación de los millenials, siempre nos ha acompañado. Como ahora, aquí lo vuelve a hacer conmigo. La radio, siempre la radio, mientras miro de nuevo por la ventana me percato que ahí está sonando como un susurro en la habitación de fondo un programa deportivo. Sí, por muchos intentos de abrir nuevos caminos profesionales, soy incapaz de superar viejas costumbres como la de acompañar las últimas horas de la noche con la compañía de la radio mientras leo, escribo…

Repaso el terremoto emocional vivido.

lunes, 6 de marzo de 2017

CÓMO SUPERAR LOS 45 EN BUSCA DE TRABAJO, SER MUJER, PROFESIONAL, INDEPENDIENTE Y NO MORIR EN EL INTENTO

(Artículo publicado en el blog MI MUNDO de WOMENALIA)

Como servidora tiene algunos años, tras vivir la adolescencia con series como Sensación de Vivir y Melrose Place (perdón, pero después de los 40 casi todos llevamos mochila con “objetos no recomendables”), quedé enganchada con Sexo en Nueva York.
Arrancada la independencia familiar, con relativo éxito profesional y abriendo nuevos caminos profesionales, mi identificación con Carrie Bradshaw me llevó a emularla en la redacción de columnas que, bajo seudónimo, durante varios años publique en un diario digital ya desaparecido. Los problemas con la plancha, aquel vecino con el que aceptas cenar y te “ataca” en el ascensor, el novio famoso al que te ves obligada a ver por obligaciones profesionales casi todos los días en tv, radio, prensa, la crisis que provoca que la chica que te adecenta el apartamento sufre un ligero resfriado. ¡Ah, y la lavadora! Dios! cuántas veces me he percatado que llevaba sin lavar 2 semanas al ir al armario y encontrar que ¡¡no te queda ropa interior limpia!!!.
En fin, en los albores del s.XXI la sociedad te permitía ironizar con esa cotidianeidad que el sueño del bienestar nos ofrecía. Hoy, más de una década después, releer algunos de esos artículos es hiriente, tanto personal como socialmente. Hoy, aquellos problemones son tan banales, que casi parecen burlones y ruboriza solo plantearlos.
Ahora vivimos solo en presente, casi no recuerdas a ese ex, te pasas horas limpiando la casa, te has hecho incluso amiga de la plancha a quien, en situaciones de desespero, le hablas esperando respuesta.

Hoy aquellas felices treintañeras independientes,  profesionales, entusiastas, somos cuarentonas que se acercan a los 50 envueltas en problemas físicos, estresadas en busca de trabajo al tiempo que estudiantes permanentes en todo tipo de MOOCS.
Y esos son los problemas que me gustaría lanzar en este blog. Mi nombre es Yolanda, después de dos décadas como periodistas en un medio de comunicación, un ERE acabó con un traumático cierre de una empresa que nos ha tenido en primera línea de los medios de comunicación durante meses (¿años?) a los que lo sufrimos.
Mis preocupaciones hoy son, por desgracia, las de miles de mujeres como vosotras. La necesidad de reinventarse profesionalmente, emprender, poner en marcha la imaginación para ser original, singular y buscar nuevos horizontes laborales porque, además de vivir, hay una hipoteca pendiente que abonar cada mes.   Y no existe la pareja que te ayude a superar el bache, no puedes permitirte desfallecer porque tu futuro depende de la energía con que aproveches el hoy... y hay que ser optimista.

domingo, 19 de febrero de 2017

VALENCIA BÀSKET, VITORIA, COPA DEL REY.....EL AYER Y EL HOY

València Básket disputa hoy, 17 años después de hacerlo en ese mismo escenario, la Final de la Copa del Rey de baloncesto. Mucho hemos cambiado, demasiado, aunque ayer, ante el televisor tantos recuerdos y  emociones me hicieron temblar evocando aquella otra final vivida por el equipo valenciano en el año 2000 casi en presente.

Por esa razón, este post hoy es más personal que nunca, porque abrir ante un púbico indefinido los sentimientos es difícil pero, a la vez, siento la necesidad de transmitir, contar y evocar.

Hoy València Basket juega su quinta final de Copa, la tercera vez que lo hará en Vitoria, pero esta vez las sensaciones son excelentemente positivas, ya no están en la cancha Nacho Rodilla, Víctor Luego, Alfons Albert, César Alonso, Berni Álvarez ni J.Luis Maluenda, aquellos magistrales jugadores que jugaron aquella final y que en Valladolid en 1998 alzaron ante el Joventut de Badalona el primer título oficial de un club que existe en Valencia por la pasión por el baloncesto de una única persona, Juan Roig.

Los amantes del básket en la ciudad del Turia hemos disfrutado, llorado y vibrado con un equipo baloncesto que siempre ha representado la afición valenciana al baloncesto con dignidad, tanto en competiciones nacionales como europeas, por el empeño de un mecenas que quiso apostar por un equipo mediocre y en vías de extinción hace 30 años y que lo ha llevado a la cúspide del Baloncesto nacional con 3 Eurocup y 1 Copa del Rey.

No pretende ser esto un panegírico al empresario valenciano, seguro que decenas de periodistas y medios lo harán las próximas horas. Sin embargo, hoy, como simple aficionada y con la perspectiva que ofrece haber vivido intensamente la historia de la entidad que, disculpen, para mí siempre será PAMESA VALENCIA, resultaría incongruente no reconocer el mérito de Juan Roig.

Aquel equipo que en 1990 iniciaba su andadura en la élite y que me permitió siendo una humilde estudiante de CC de la Información ensamblar mi pasión por el baloncesto con la de escribir. Aquella oportunidad de publicar artículos en aquellos pequeños programas de mano que, confeccionados por Dani García Rausell (excelente persona que seguro hoy volverá a vibrar con SU equipo), repartía la entidad en los partidos disputados en la Fonteta fue la pequeña ventana desde la que vislumbré mi entusiasmo por el periodismo deportivo.


Aquella fue mi primera gran vinculación con el Pamesa Básket "semiprofesionalmente". Por ello, mi enorme agradecimiento y emocionado recuerdo a Dani G. Rausell.

martes, 14 de febrero de 2017

UN SAN VALENTÍN DE VIDA (relato publicado en www.yolandadamia.com)

    Apagó la radio empalagada de tanto tono dulce en las canciones, las entrevistas, los debates e incluso en las cuñas publicitarias, hoy más moñas que nunca.

El trabajo marketiniano había sido sublime. En realidad, las grandes marcas y hasta el nuevo mercado digital convertía el 14 de febrero en un día de consumo potencial de infinidad de productos. Este año hasta los partidos de fútbol a disputar en el día de hoy eran anunciados en televisión con un “te quiero” edulcorado con imágenes de besos y abrazos de los futbolistas celebrando goles y títulos.
Por cierto, ya quisiera ella ser futbolista algún rato para recoger tantos fervorosos abrazos.
Encendió la televisión. Imposible. Un corazón atravesado por una flecha en la parte superior de la imagen recordaba que, en efecto, hoy era San Valentín.
Hoy era el día de los enamorados, pero ¿y los no enamorados?, o mejor ¿qué era estar enamorado? ¿Compartir vida en pareja?, y qué pasa con esos matrimonios acomodados en la rutina de un cariño superficial. ¿Qué amor había que celebrar? ¿Era amor el que se encendía en el fuego de pasiones descontroladas solo cubiertas con desbocadas caricias y desmedidos besos? ¿Qué amor había que festejar públicamente hoy?  Y lo más importante, quién tenía derecho o no a celebrar qué.
Con cierto aire de enfado decidió calzarse sus viejas zapatillas y salir a la calle a quemar adrenalina con un poco de ejercicio. En el ascensor se encontró con una pareja de adolescentes que, entre risitas, la escudriñaban deseando que se apeara para poder continuar con sus arrumacos.
No iba a ser fácil superar el día, pensó.
Con el aire rozándole en la cara, mientras caminaba bajo la deslumbrante luz del sol, con la energía que la absorción de tanta vitamina D le otorgaba, pensó cómo fue su último 14 de febrero enamorada. Dudó, en realidad ¿cuándo había estado enamorada?
Tras varias relaciones afectivas, alguna pasional y otras obsesivas, pensaba que quizás nunca había sentido la fuerza de ese enamoramiento que obnubila y quita el apetito, ¿o sí?, ¿qué significa enamorarse?
 En la adolescencia parecía fácil definirlo. Simplemente te gusta alguien, te atrae y te obsesiona pasar el tiempo junto a él. Obsesión, esa era la cuestión. ¿Se podría estar enamorada sin estar obsesionada?
Cuanto más se agolpaban en su mente las interrogaciones más crecían sus incertidumbres.

domingo, 12 de febrero de 2017

UN TE QUIERO A LA ETERNA COMPAÑERA, AMIGA...LA RADIO

      Aquella tarde, mientras Freddie Mercuri entonaba el “All we hear is Radio Gaga, Radio Goo go, Radio Gaga…, Radio Go go, Radio Gaga, Radio what’s new? Radioooo, someone… still loves you?” , ella paró su caminar y se sentó en lo alto de aquella piedra, mientras contemplaba el horizonte que el mar le ofrecía, notó cómo se deslizaba una lágrima por su fría mejilla, ésta abrió el camino a otra a la que sucederían muchas más.

Ella. Era ella ese “someone”, era ella quien todavía, a pesar del tiempo, la gente y el dolor que nombrarla le provocaba, amaba la radio.

Cuando inició su aventura en el mundo del periodismo nunca imaginó que con su limitada tonalidad vocal, los agudos prevaleciendo en su voz y las cacofonías que provocaba la presencia masiva en el sonido de sus cuerdas vocales de los "pitos", llegaría a tener en una emisora de radio su hogar durante casi dos décadas. A ella le gustaba escribir, amaba las letras pero, el destino le tenía otro camino preparado.

Mientras sonaba cada estrofa musical de la "Radio Gaga" de Queen ella no pudo evitar el pellizco en sus entrañas.

Entonces comprendió que la radio la había conquistado mucho antes de que ella sucumbiera hechizada al periodismo radiofónico.

La memoria del corazón la trasladó a su infancia. 


Aquella pequeña radio roja encima de la cómoda de la sala de estar, ésa era la culpable de su enamoramiento. 

Cerró los ojos y con todo detalle rememoró la escena de las tardes de su infancia. Vio a la abuela tejer mientras susurraba las viejas canciones que, inevitablemente, la llenaban de recuerdos, no en vano, el programa se denominaba “Cada canción un recuerdo” y la abuela, con las gafas acopladas a mitad de la nariz, levantaba de vez en cuando los ojos de los innumerables ovillos de lana que acumulaba en la cesta junto a la mecedora,  para pedir “sube la voz, esa canción..”  Y entonces, la abuela evocaba con aquella música de fondo una historia, no el argumento que lanzaba la melodía, sino la suya, su recuerdo. “Esta canción la bailaban en los guateques de casa y un día allí tu padre…..”.

Y así, cada canción se convertía de verdad en un recuerdo para la abuela y en una aventura para los pequeños. 

 Mientras hablaba la abuela, su madre, canturreaba la melodía, sentada tras la máquina de coser, con el pequeño flexo apuntando a la costura repetía  “mamá, déjales de historias que tienen que hacer los deberes”.

Seguidores